Publicado el

¿Cómo comprar?

Actualmente no tengo pasarela de pago en la página, ya que esta web es un auténtico ejemplo de DYS, también conocido como Juan Palomo. Mi falta de conocimiento informático me impide hacer cosas tan complicadas, por lo que por la seguridad de todos, prefiero evitar almacenar datos personales.

Si algo de lo que has visto en esta maravillosa web te ha gustado, tienes varias formas de contactarme:

  • Redes sociales: En Facebook e Instagram puedes encontrarme como @lapequenaovejanegra
    • Facebook: www.facebook.com/lapequenaovejanegra/
    • Instagram: www.instagram.com/lapequenaovejanegra/
  • Teléfono/WhatsApp/Telegram: +34664757971
  • E-mail: lapequenaovejanegra@gmail.com

Una vez estemos en contacto, podrás realizar el pago con tarjeta, transferencia o efectivo, de la forma más segura y rápida.

Publicado el

La Pequeña Oveja Negra Shop

La tienda de La Pequeña Oveja Negra está en Calle Cuba Nº2 en Málaga. Está un poco escondida en una calle pequeña, aunque está en Google Maps, así que presta atención porque soy como el Callejon Diagon. En la tienda no encontrareis solo lo que veis en la web, sino que colaboramos con otros artesanos malagueños que venden aquí sus creaciones.

El horario actualmente, debido a las restricciones actuales es:

Lunes a Viernes: 10:00-14:30 16:30-21:00

Sábados: 10:30-14:00

Publicado el

¿Cómo están hechos?

Como puedes ver, la Pequeña Oveja Negra tiene dos ramas bien diferenciadas: el mundo de los amigurumis y la parte eco. Pero todo tiene algo en común, estar hechos a mano con mucho esmero y amor.

Los amigurumis son muñecos de crochet, pero con un nombre más moderno. Están hechos con lanas acrílicas para conseguir los colores más brillantes y permitir que se puedan meter en la lavadora. El relleno, también sintético, lo he elegido por ser extremadamente esponjoso y evitar que se apelmace.

Cada uno de los amigurumis está hecho totalmente a mano, en un proceso que lleva varios días. En primer lugar tengo que crear el patrón si se trata de algún nuevo diseño (intento andar siempre con algo nuevo entre manos). El siguiente paso es tejerlos, habitualmente escuchando podcast o viendo alguna serie en ingles ¡Hay que aprovechar el tiempo! Después paso a rellenarlos hasta darle la esponjosidad perfecta que te invite a abrazarlo y espachurrarlo. Finalmente llega el momento más delicado que es coserlo y ponerle los ojitos ya que es fundamental que queden simétricos y queden perfectos.

Ya me considero una experta crochetera por lo que mis amigurumis siempre se parecen mucho a los que puedes ver en la galería. Pero ahí entra la magia de las artesanía. Nunca son exactamente iguales y podrías distinguir tu amigurumi entre un millón, igual que distinguirías a tu mascota.

La parte eco puede parecer más sencilla pero al menos para mí no es así, pues me tengo que enfrentar con el dragón de mi cuento ¡la máquina de coser! Porque soy muy exigente con el resultado y todavía me falta mucha maña.

Las telas enceradas se hacen con un proceso similar a la alquimia. Requieren muchos ingredientes, todos naturales, en proporciones muy concretas para lograr las telas más versátiles que puedas imaginar. Y además, debe hacer la competencia al plástico en tu día a día. Este proceso también incluye el uso del horno para que la mezcla alquímica se extienda homogéneamente (creedme, a veces parece una forja). Tras esto se dejan enfriar y las pongo bien dobladitas.

Publicado el

¿Quién soy?

Hola soy María, espero que te esté gustando mi web.

Te voy a contar un poco sobre mí, soy malagueña y nací en el 92, crecí entre artesanía y manualidades, en una casa donde siempre se valoró mucho la creatividad y el hazlo tú mismo.

Durante la universidad descubrí que el crochet me relaja mucho y me permite poner orden en mi mente, poco a poco se volvió parte de mí.

Con el paso del tiempo empecé a ir a mercados artesanales y necesitaba un nombre para presentarme por esos lares y recurrí al animal que siempre me ha identificado: ¡La oveja! (lo sé, no es muy exótico), de ahí La Pequeña Oveja Negra.

La parte Eco de La Pequeña Oveja Negra, pues bien, soy una orgullosa ambientóloga, que intenta buscar siempre la forma ecológica de hacer las cosas y si además son artesanales mejor. Comencé con las telas enceradas y poco a poco fui añadiendo cosas, como los portabocadillos o las tote bags.

Tras mucho darle vueltas me atreví a abrir una tiendecita. Cuando comencé con este pequeño gran proyecto, llego el CORONAVIRUS y alteró todos los planes e hizo los inicios aún más complicados. Nadie dijo que tuviera que ser fácil.

Como veis es un proyecto pequeñito y hecho con mucho cariño. Con esta web pretendo abrir un poquito más mis fronteras.